lunes, 8 de julio de 2013

Pechugas de pollo empanadas

Lo cierto es que no sabía si poner esta receta en el blog, porque, al fin y al cabo, todo el mundo sabe empanar unas pechugas. Pero ya avisé que era un blog para novatos y siempre hay algún truquillo que le puede interesar a alguien.


   El caso es que hoy hemos ido a la picina y no hay nada mejor que un buen bocadillo de filetes empanados, en este caso pechugas. La economía no está para comprar ni un triste bocata en la pisci (porque te sablean), y además no está ni la mitad de bueno. 

INGREDIENTES:

*Pechugas de pollo fileteadas
*Leche
*Sal
*Huevo
*Pan rallado
*Aceite de oliva para freír (a mogollón)

PREPARACIÓN:

   Lo primero es poner las pechugas en remojo en leche durante, al menos, una hora (así luego quedarán superjugosas por dentro).


   Luego, las sacamos de la leche y las salamos a nuestro gusto.

Lo fundamental para hacer cualquier empanado es la organización porque, si no, cunde el pánico enseguida. Parece que tienes toda la cocina llena de bártulos.


   ¡Y comenzamos! Yo primero paso las pechugas por el pan porque están muy jugosas de la leche (así tendremos doble de pan con lo que el empanado quedará más consistente).


   Luego las paso al huevo...


   Y otra vez al pan rallado.


   Y listas para freír en abundante aceite caliente.



   Y las sacamos a un plato con papel absorbente para quitar el exceso de grasa.


   Y ya están listas para llevar a la pisci con un buen tomate, con salsa mayonesa, con queso, con pimientos... ¡uhmmmmmm! ¡Vaya posibles combinaciones para un buen bocata en la piscina o en un picnic! Y si no, en casita con unas patatitas fritas o una buena ensalada...


¡Crujiente por fuera....


¡Y jugosa por dentro!!!!!









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también te interese ver:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...